Qué es el marketing emocional y cómo aplicarlo a tu negocio

Qué es el marketing emocional

¿Te has fijado cómo las estrategias de comunicación y marketing digital se enfocan más en la experiencia del usuario que en las cualidades de lo que venden? Los anuncios de un perfume no mencionan la composición que le da su aroma, sino que transmiten la idea de que usándolo te sentirás como un dios o una diosa. 

Los coches hace tiempo que no se venden según sus prestaciones sino en función de lo que sientas al conducirlos. En CoCo, no vendemos contenido al uso, en cantidades, vendemos la comunicación ideal que hace conectar con tus clientes. ¿Notas la diferencia? 

Las marcas saben que las personas compran emociones, no productos. Esta es la respuesta al qué es el marketing emocional. 

Entendiendo qué es el marketing emocional

marketing emocional - cocoblog
Y tú, ¿compras productos o compras emociones? Fotos: Pexels

La realidad emocional de las personas es compleja y cambia continuamente. Además, se encuentra detrás de prácticamente todas las decisiones de compra que tomamos. Existen herramientas que pueden ayudarte a entender mejor esta realidad y a presentar tus productos y servicios teniéndola en cuenta. 

Una de estas herramientas es el marketing emocional, una disciplina dentro del márketing que busca establecer lazos afectivos entre tu marca y tus clientes.

¿Emociones en marketing? 

Las emociones han llamado la atención de diferentes expertos y existen numerosas teorías sobre ellas. Una de las aportaciones más interesantes para el marketing emocional es la de Robert Plutchik

La  Rueda de las Emociones de Plutchik, postula que existen ocho emociones básicas: alegría, anticipación, confianza, miedo, sorpresa, tristeza e ira. Estas se interrelacionan y conectan entre sí dando lugar a otras emociones en función de su intensidad o de su combinación. 

A partir de esta idea podemos concluir que cualquier estrategia de marketing emocional debe ser dinámica e innovar continuamente para captar la atención del público.

La palabra emoción proviene del latín emotio y hace referencia a “movimiento, impulso”. Por eso, podríamos decir que una emoción nos posibilita pasar a la acción, en marketing digital un ejemplo es el Call to action o llamado a la acción

Aunque tendemos a creer que realizamos compras en base a argumentos racionales y objetivos, lo cierto es que, en un gran porcentaje, lo hacemos en función de cómo nos sentimos y luego justificamos nuestra decisión a través de la lógica

La venta como objetivo del marketing es, por tanto, un proceso en el que acompañamos al cliente a pasar a la acción, en este caso, a comprar. Pero hoy en día no es suficiente con relacionar las necesidades del cliente con aquello que le ayude a satisfacerlas, ya que los consumidores prefieren aquellas marcas que les ofrecen algo más, las que se preocupan realmente por lo que sienten. 

¡Se trata de conectar! ¡Eso logra el clic! 

La venta como objetivo del marketing es, por tanto, un proceso en el que acompañamos al cliente a pasar a la acción, en este caso, a comprar.
Fotos: Pexels

El marketing emocional se centra en lo que siente tu posible cliente cuando interactúa con tu marca o producto. Pretende movilizar los circuitos emocionales de forma que tu cliente se identifica  y hasta se fideliza con tu  marca al confiar en ella. 

Para llegar al corazón de tu  cliente es necesario saber cómo piensa, qué siente y qué le mueve, de ahí la importancia, por ejemplo, del buyer persona. Por eso, el fin último del marketing emocional no es vender porque sí, sino que se enfoca en detectar las necesidades afectivas de tu cliente y en hacer visible aquello que le ayude a satisfacerlas. 

El objetivo del marketing emocional es establecer una estrategia de comunicación y marketing digital enfocada a enamorarle, a que conecte con el lado más emocional y con los valores de tu marca, que es lo que realmente te diferencia de la  competencia.

Cómo ayuda el marketing emocional a tu negocio

El objetivo del marketing emocional es establecer una estrategia de comunicación y marketing digital enfocada a enamorar a tu cliente.
Fotos: Pexels
  • Mejora tu imagen de marca: Al trabajar sobre tus valores, la hacen más cercana y personal. Además, las campañas de marketing emocional generan un mayor impacto en los consumidores y se recuerdan mejor.
  • Fidelizas a tus clientes y estos compran más y mejor: Al sintonizar con tu marca, estarán más predispuestos a conocerte y saber qué ofreces. 
  • Obtienes embajadores de tu marca: Los clientes satisfechos hablarán bien de ti y de lo que ofreces, te ayudarán a ganar reputación y consistencia para tu marca personal. ¡El boca a boca! 
  • Hace crecer tu negocio: Un cliente  comprometido con tu marca estará más abierto a realizar comentarios  sobre tus servicios y productos. De esta manera, obtendrás información valiosa para mejorar y ampliar lo que ofreces.
  • Logras personalizar al máximo: Cuanto más conoces a tu cliente, más fácil será adaptarse a sus gustos y necesidades y de esta forma enfocarte más en su satisfacción, en hacer clic con él.

Cómo generar el vínculo con tu cliente y hacer marketing emocional

No hay mejor publicidad para tu emprendimiento  que un cliente fiel y satisfecho. Merece la pena dedicar tiempo a aplicar el marketing emocional a tu marca, porque el foco estará puesto en la conexión y en establecer una relación duradera. 

Tu cliente y por lo tanto tu comunidad, asociará la marca a emociones que le calan o bien se identificará con los valores que esta representa. Pero todo esto debe ser real y congruente con lo que transmites. 

No se trata de aprovecharse de las emociones del cliente para venderle, sino que implica ganarse su confianza, demostrándole que puedes aportar más que un producto o servicio. 

Para generar confianza, es fundamental encontrar puntos en común entre lo que ofrecemos y lo que nuestros clientes desean.

¿En qué se basa este vínculo emocional?

Las personas no compran productos o servicios si no conectan con la marca, tómalo en cuenta con tus estrategias.
Fotos: Pexels
  • En tus conocimientos sobre el cliente:. Para realizar un marketing emocional efectivo, es necesario saber qué le emociona e inspira. Por tanto, es fundamental que la comunicación con el cliente sea siempre bidireccional, ya que este quiere ser escuchado y sentirse parte de la marca, opinando y valorando.
  • En la experiencia de usuario: Marcas accesibles, humanas, de las que sentirse parte. Todo detalle cuenta, desde la publicidad hasta el packaging o el servicio postventa para hablar de la filosofía de la marca.
  • En la forma en que te comunicas: La mejor estrategia es contar una buena historia, real si es posible, apelando a emociones auténticas.Una lovemark, máximo exponente del marketing emocional y del engagement, es una marca que ha sabido transmitir su mensaje de tú a tú, llegando a conectar y enganchar a su cliente a través de lo que comunica. En el mensaje que transmites: El contenido de lo que transmites es el medio a través del que despertar las emociones deseadas en tu cliente, de manera auténtica y convincente.

Cómo crear una relación emocional con tu comunidad 

  • Interésate por el lado más humano: Define a tu público, ponle cara y nombre, descubre qué admira, qué le preocupa, qué sueña. Recuerda que la idea es conectar de igual a igual.
  • Conócete y define tus valores y los de tu negocio: Las personas estamos deseando escuchar historias inspiradoras, que nos motiven y nos den ejemplos a seguir. No dudes en contar tus orígenes y motivaciones, en compartir las obras sociales en las que participas y tus propios logros. Que tu negocio tenga cara y ojos te dará numerosos beneficios. Uno de los más importante, la confianza de tus clientes.
  • Observa y escucha: La no comunicación es imposible, así que no pierdas de vista lo que tus clientes dicen de ti o tu negocio. Todos valoramos sentirnos escuchados.

Crear una comunidad online que te ayude a generar interacción entre tú y tu público

  • Sé auténtico y coherente: Que todo en tu negocio esté impregnado de tu filosofía y sea congruente con la imagen que transmites. Recuerda que estamos buscando que los clientes confíen en nosotros y, para ello, no podemos fingir.
  • Innova continuamente en tus campañas. Debido a la naturaleza de las emociones, se hace necesario que tu estrategia comunicacional sea variada y dinámica.
  • Aporta valor: Demuestra a tus clientes que te preocupan realmente y deseas mejorar su día. Hazles vivir experiencias únicas. Recuerda que no sólo vendes productos, ofreces tranquilidad, confianza, bienestar y un sinfín de emociones.

Para terminar, te propongo un ejercicio

  • Piensa en cuatro competidores directos de tu negocio, que vendan u ofrezcan lo mismo que tú: No importa el grado de su éxito.
  • Responde a lo siguiente: vuestros productos o servicios ¿qué necesidades satisfacen? Es bastante probable que las respuestas sean muy similares en todos los casos. Pero, pasa al siguiente punto…
  • ¿Transmites los mismos valores? En este caso, es probable que la respuesta no sea la misma. 
  • Concéntrate en las emociones y valores que transmite tu negocio o las que te gustaría transmitir: ¿Hay otras maneras en que puedas hacer llegar tu filosofía a tus clientes? 

Poner tus esfuerzos en este último punto contribuirá a que tu público se identifique con tu marca.

No todo el público será tu cliente, pero el marketing emocional te puede ayudar a llegar a un público más segmentado y dispuesto a escuchar lo que tengas que contarles. Todos deseamos ser aceptados y valorados. 

¿Necesitas ayuda? CONTÁCTANOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *