El papel del blog en el marketing de contenidos

Blog corporativo como marketing de contenidos

“A la gente no le gusta leer”. ¿Lo has oído alguna vez? Si así fuera, el marketing de contenidos no existiría. En cambio, todas las marcas, mundiales o locales, grandes o pequeñas, asentadas o incipientes, todas ellas dedican cada vez más presupuesto al marketing de contenidos. Y en concreto a una de sus actuaciones estrella: los blogs corporativos.

La razón es que el marketing de contenidos ha recuperado el espíritu inicial de los primeros blogs. Aquellos que nacieron con el nombre de cuadernos de bitácora.

En estos cuadernos los navegantes apuntan los datos de su travesía, así como las impresiones y reflexiones que surgen a lo largo de la singladura. Y los blogs corporativos en manos de una buena estrategia de marketing de contenidos son algo similar. Es el medio de comunicación para dejar constancia de lo que ocurre en vuestra empresa. Pero no solo eso. También sirve para pararse a reflexionar sobre vuestra marca, vuestro producto, el oficio o su entorno y dar a conocer vuestras conclusiones a todo aquel que esté interesado.

Cómo hacer marketing de contenidos con tu blog

El blog y el marketing de contenidos
Photo by Pexels

Está claro que la esencia de un blog de cualquier marca ha de ser hablar de ella misma y de todo lo que le rodea. Pero no consiste en hablar por hablar. Al tratarse de una herramienta del marketing de contenidos, siempre hay en mente un objetivo comercial. Ese es el rumbo que ha de marcarse en nuestro cuaderno de bitácora.

De esta manera el blog es una parte muy importante de la comunicación de la marca. Se transforma en un modo de captar seguidores, de conseguir reputación y prestigio. A partir de ahí, con el tiempo, un porcentaje de la audiencia conseguida son potenciales clientes. ¿Cómo conseguirlo?

Redactar post interesantes y distintos en tu blog

Volvemos a afirmar que la gente ¡SÍ lee1. En este mismo instante hay muchos usuarios de internet buscando artículos sobre cualquier temática. Y los buscan para leerlos. Hay gente interesada en leer sobre tu marca y sobre tus productos. ¡No lo dudes! Pero tienes que hacerte encontrar en el maremágnum de información que es la red. En eso es clave el marketing de contenidos y sus herramientas como los blogs.

Aunque no basta con que consigas aparecer (mediante estrategia SEO o mediante publicidad) en los primeros puestos del todopoderoso Google. Hay que ir más allá. Una vez que esa persona interesada en tu marca te ha hallado, tienes que satisfacer sus inquietudes. Tienes que proporcionarle una información interesante.

Pongamos un ejemplo en uno de los temas estrellas de internet: el turismo. Tienes tu propia agencia de viajes, y creas tu blog para atraer clientes. Está claro que te dedicarás a enseñar los atractivos de los destinos que ofertas. Pues bien, en este campo la información digital es ingente. Y la competencia brutal. Solo leerán tu blog y no otro, si lo que les cuentas les parece interesante y práctico.

Crear contenidos de calidad, la clave en marketing de contenidos

marketing-de-contenidos-comunicacion-coco
Photo by Pexels

Está claro que la información debe ser de interés y útil. Pero puedes ir más allá creando textos de calidad. De lectura entretenida, y hasta divertida si el tema es propicio. El marketing de contenidos cada vez se orienta más en ese sentido. Y los motores de búsqueda también.

Además el usuario de internet lo agradece enormemente. Si encuentra un blog donde leer sobre una temática o productos que le interesan, lo seguirá si la información que le proporciona le resulta amena, veraz y útil. Características claves de un texto talentoso y de calidad.

Prestar atención al SEO

Es imposible hablar de marketing de contenidos y que no aparezca en ningún momento el omnipresente SEO. Es decir las técnicas para lograr que nuestro texto consiga el mejor posicionamiento posible en los motores de búsqueda.

Aquí entran las famosas keywords, los indexados, los etiquetados, etc… Una serie de técnicas que conocen todos los profesionales para aliarse con los algoritmos que rigen las páginas de búsqueda. Sin embargo, la magia del éxito de un blog corporativo solo se producirá cuando esos condicionantes técnicos pasan completamente desapercibidos al lector gracias a un texto interesante y de calidad.

Si eso ocurre, los objetivos mercantiles estarán mucho más cerca. Nuestro blog de contenidos ha conseguido captar a las personas interesadas en nuestra marca. Las podemos fidelizar. Informar sobre nuestras novedades y promociones.

Retornemos al ejemplo de la agencia de viajes. Gracias a nuestro blog corporativo hemos conseguido un canal de comunicación directo con esa persona interesada en viajar. Por lo tanto parece lógico pensar, que cuando por fin tenga vacaciones y contrate sus vuelos o sus hoteles recurra a nosotros. Su agencia de confianza.  Si es así, nuestro marketing de contenidos habrá sido un éxito.

¿Te interesa aplicar esta estrategia de marketing online para tu negocio?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *