¿Cómo luchar contra la procrastinación? Guía para emprendedores

consejos para no procastinar

Vemos a los grandes emprendedores de la Era Digital como a unos grandes rockstars. Seres sobrehumanos que parecen haber vencido el Goliath de Internet: la procrastinación. ¿Cómo lo hicieron? ¿Es posible luchar contra la procrastinación?

No soy como ellos y tampoco sé cómo lo han logrado, pero si sé que he tenido que pelear en su contra a lo largo de una década.

Como emprendedores tenemos que saber lo que está pasando en el mercado, guiar a nuestro equipo para conseguir los objetivos propuestos, entender las finanzas de la empresa, mantener foco en las áreas de negocio que nos ayudan a crecer, mantener relación con proveedores de productos y servicios, pagar cuentas, entender la legislación, hacer facturas y mantener a nuestro equipo feliz.

Para gestionar tantas cosas, necesitamos un plan. De otra forma, lo más factible es que la procrastinación tome gran parte de tu día.

Yo ya pasé por ahí. Después de luchar para montar equipos de 7-10 colaboradores y tres empresas, creo que tengo un kit de herramientas valioso. Y si como yo también peleo contra este bicho, acompáñame con esta guía para emprendedores para saber cómo luchar contra la procrastinación.

Un poco cada día o cómo luchar contra la procrastinación lentamente

Foto: Pexels

Cuando un arquitecto está proyectando un edificio, sabe que no se hará realidad de la noche a la mañana.

Hay que pensar, organizar, montar un equipo y ejecutar día a día sin desviarse del objetivo.

Piensa así sobre tus proyectos y no te agobies con la visión final.

Cada día cuenta.

Cómo luchar contra la procrastinación: Comienza con algo simple

Cuando empiezas el día con algo productivo, es mucho más fácil mantenerte así.

Por ejemplo, pequeñas cosas como hacer la cama aprestan tu mente para hacer que el resto del día se mantenga así.

Ya sé que parece un invento, pero no lo digo yo, lo dice Charles Duhigg en su libro «El poder de los hábitos». Según los estudios reportados en su libro, las personas que hacen la cama son más productivas durante el resto de la jornada.

La idea es aplicar este mismo principio para el resto de las cosas, y dividir grandes tareas en varias partes.

Un nuevo hábito no debería parecer un desafío. Las acciones que siguen pueden ser desafiantes, pero los primeros dos minutos deberían ser fáciles. Lo que quieres es un «hábito de entrada» que naturalmente te lleve por un camino más productivo.

Hábitos Atómicos – James Clear

Por ejemplo, si te toca revisar un contrato de 30 páginas, lo primero que tienes que hacer es imprimir el contrato.

Lo segundo es revisar la primera hoja.

Cuando te des cuenta, ya habrás terminado tu trabajo.

La importancia de definir objetivos para no procrastinar

Foto: Pexels

Al tener los objetivos definidos estás creando una estrategia que te permita mantener el foco.

Puedes definirlos a través de un plan de negocios, pero a mi me resultan antipáticos y poco realistas. Por eso prefiero usar algo más flexible y realista: el framework de las OKR, es decir, objetivos y resultados claves.

La idea de este framework en la lucha contra la procastinación, es que tendrás todos tus objetivos atados a resultados concretos: actividades que debes completar en un tiempo determinado. Es una de las mejores formas para hacer una ingeniería inversa para alcanzar tus objetivos.

Esta labor de objetivos y resultados claves es tan poderoso para startups, que te recomiendo leer esta guía para entender mejor el concepto.

La clave de organizar tu día a día ¡y no perder el norte!

Para organizarme bien, siempre uso el framework de Stephen Covey con los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva. Se trata de definir y planear los objetivos de la semana de antemano (puedes usar esta plantilla, pero te recomiendo leer el libro para que lo puedas interpretar bien).

Esta atomización de las tareas que debemos hacer, ayuda a sentirnos menos agobiados y a dar pequeños pasos hacia nuestros objetivos casi sin darnos cuenta y así luchar contra la procastinación.

Unido a los objetivos y resultados clave, esta plantilla ayuda a que camines hacia tus objetivos, sí o sí. Y sobre todo garantiza que no perderás el tiempo.

Una rutina para el descanso, ¡clave!

Foto: Pexels

Todo el mundo tiene una rutina para la productividad, pero ¿cuántos tienen una rutina para el descanso? ¿para evitar procastinar? Me atrevo a decir que muy pocos, especialmente emprendedores.

El día normalmente comienza con un cafecito en la mañana, sandwich, ver las noticias, y arrancar a trabajar. ¿Pero cómo termina? ¿Apagando incendios? ¿Pegados en Twitter?

Quiero sugerir algo diferente. Algo que muy pocos tienen: una rutina para el descanso. No tengas miedo en crear nuevos hábitos que soporten tu carrera como emprendedor. Recuerda que una mente descansada es una mente más productiva.

Esto es lo que yo hago:

Tengo una alarma a las 18h00. Cuando suena, sé que es hora de levantarme del ordenador. Luego cierro todos los procesos que tengo abiertos y borro y/o organizo cualquier archivo en desorden en el computador, de manera que todo esté listo para trabajar al día siguiente.

Después de salir del ordenador suelo ir a hacer un poco de ejercicio y comenzar la rutina de la cena. Luego de comer y pasar tiempo en familia, me preparo para dormir.

Para un buen descanso quiero darle tiempo a mi cerebro para desconectarse. Por eso trato de no usar el móvil después de las 8 de la noche (¡difícil!). También dejo el móvil fuera de mi habitación y le doy preferencia a leer libro sobre ver alguna serie.

Cuando rompo esta rutina mis horarios se descontrolan por completo, por lo que intento mantenerla siempre igual.

En Julio, mi promedio de tiempo durmiendo es de 7h57m, un buen score.

¿Y tú, tienes alguna rutina para luchar contra la procastinación?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *