Qué es un estudio de mercado

errores-del-marketing-de-contenidos

¿Quién es mi competencia? ¿En qué lugar estoy en mi sector? ¿Cómo me ven los demás? El estudio de mercado es una radiografía que nos ofrece una perspectiva para tomar decisiones dentro de nuestro marketing online. Este análisis resulta obligatorio para las empresas de nueva creación y que están desarrollando su plan de negocios, pero no es exclusivo de ellas.

También es una herramienta para las marcas ya establecidas, sobre todo para medir las posibilidades de éxito del lanzamiento de un nuevo producto, para validar el potencial de un nuevo punto de venta o incluso para crear el presupuesto del año siguiente. En definitiva, el estudio de mercado es importante porque contribuye a identificar las oportunidades. Muy interesante si quieres entrar en una parcela determinada de mercado o mejorar tu posición en ella. Y los elementos que lo compongan dependen de los resultados que queramos obtener, es decir, además de todo, es posible dirigir el estudio para establecer estrategias de marketing online.

Elementos de un estudio de mercado en tu plan de marketing de contenidos

A nivel genérico, de un estudio de mercado podemos estudiar factores como:

  • Auditoria online
  • Demanda (clientes potenciales – buyer persona)
  • Estudio de palabras clave y aspectos cualitativos
  • Estudio de la competencia = oferta (competidores directos e indirectos)
  • Medio ambiente
  • Tamaño del mercado
  • Legislación etc.

¿Qué busca obtener nuestro cliente objetivo? ¿Cómo definir correctamente una política de precios? ¿Hay nicho de mercado sin explotar en mi sector? Las preguntas que tú mismo como empresario te plantees serán las que guíen las de tu propio estudio de mercado.

  • Márcate un presupuesto. Necesitarás destinar los suficientes recursos para ello, que variarán según el tipo de estudio que necesites. En caso de que una investigación se quede a medias, las conclusiones pueden ser erróneas.
  • Establece objetivos claros y medibles. Sin objetivos no hay rumbo, sin rumbo no hay dirección.
  • Diseña un procedimiento de investigación. Algunas ideas: haz encuestas de opinión, utiliza un servicio de mistery shopping, recorre personalmente la zona para analizar ubicación, horarios y flujo de clientes, haz llamadas a tus competidores, analiza su publicidad…
  • Recoge y escoge la información necesaria, pues no toda la información obtenida es válida. Además, debes tener en cuenta que el estudio puede involucrar tanto el análisis cuantitativo (análisis de datos financieros, económicos y demográficos; recopilación de información del consumidor a través de cuestionarios…) como un análisis más cualitativo (reuniones de consumidores, entrevistas telefónicas, visitas a puntos de venta etc.)
  • Analiza la información obtenida, saca conclusiones y entonces decide.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *